lunes, 27 de octubre de 2008

Sueños de cristal...

Los sentimientos son como un jardín de cristal. Cuando entras en ellos, hay que fijarse mucho en donde pisar.

Pues si te equivocas y por desgracia pisas mal, los puedes destrozar...

Paseos que duraban tardes enteras, mañanas dedicadas solo a nuestros cuerpos... sonrisas permanentes e incluso tontas en los labios. Nada parecia poder matar esos momentos, nada... y de pronto y sin remedio, surgió a la luz la terrible fragilidad de todo aquello. Un pequeño suspiro o un mal movimiento, parecian poder acabar con ese perfecto sueño.

4 comentarios:

Noe dijo...

Que razon tienes!!

Los sentimientos son super delicados y lo peor es, como dices tu, cuando se estropean...

Bonita entrada! =)

Siento mi comentario tan "rancio" pero hoy ando con prisa... =P


Un besooo

Àngela dijo...

Delicados y muchas veces sin poder tomar el control de ellos, quiza por eso sean tan interesantes por que nadie tiene el control de ellos pero todo el mundo los puede destrozar.

Besos

Anónimo dijo...

Sentimentalmente la fragilidad da miedo....mucho miedo, no sabes que te puedes encontrar a cada paso que das...Pero ese miedo a que algo que quieres pueda llegar a dejar de existir, hace que esa fragilidad te inspire tal sensación de protección, que logres salvarlo...Puedes pensar en algo fragil como algo bello que necesita ser conservado...querido...admirado...No tiene porq hacer daño..no crees?

skyice dijo...

Ey, Pasaba por aquí para agradecer tu comentario, y desearte mucha suerte mñn con el examen... y he visto el título (me ha encantado) y no he podido evitar leer lo demás.. y wow! :D
Ahora tengo mucho sueño, asi que me iré a dormir, pero pronto te visitaré :)