lunes, 20 de septiembre de 2010

Para encontrar el cielo, no busques tan allá

La luz del sol entraba ya con fuerza por su ventana y chocaba de forma molesta contra su cara.

Ella se rebozaba entre las desordenadas sábanas, intentando huir de los impasivos rayos que irremediablemente iban apagando el precioso sueño en el que su mente andaba enfrascada.
Al cabo de un rato intentando recuperar los jirones de sus aventuras nocturnas abrió los ojos derrotada, y sacando fuerzas de donde solo había pereza, se sumergió en el mullido albornoz que aguardaba a ser utilizado al lado de la cama.

Sacando fuerzas de flaqueza se enfundo las suaves y gruesas pantuflas y se levanto pesadamente del, en breves, añoradisimo colchón.

Siguiendo el pasillo alcanzo el amplio baño, iluminado por la claridad matinal. Ya en la puerta la recibió acogedoramente, desde el amplio espejo que dominaba toda la pared, su soñoliento pero sonriente reflejo.

Los sábados por la mañana, los años parecían retroceder en su relajado y feliz rostro. Esas mañanas todo pesaba menos y las preocupaciones de la tensión semanal parecían infinitamente lejanas.

La ardiente agua surgía a borbotones del oscuro interior del grifo, llenando el cuarto de cálidos vapores. Una vez llena hasta practicamente el borde se despojo del albornoz y zambullo su blanquisimo cuerpo, como de porcelana, en las profundidades de la cristalina agua.

Allí, escondida entre nubes de vapor y gran cantidad de dulce espuma, se dio cuenta de que todo, en ese instante, era perfecto. Este pequeño momento de plenitud debía darle fuerzas para afrontar otra dura semana de realidad, de gris ciudad, pétreos rostros y asfixiante monotonía... ya pensaría en ello mas tarde, ahora a su mente solo le apetecía volar, empaparse rozando las blancas nubes de vapor y bucear entre sus sueños, mantener esa escurridiza y momentánea felicidad.

4 comentarios:

.A dijo...

siempre sabremos como volver a volar.. :)

.A dijo...

hay que empezar de cero para tocar el cielo.. :)

Cristina Campos dijo...

:O ¡¡Me gusta mucho mucho!!
¡Eres genial! ^^

Ladrón de Guevara dijo...

Hacía tiempo que no pasaba a visitarte.

Me alegro de que hayas vuelto, como siempre, genial.

Cuídate.