sábado, 29 de noviembre de 2008

Con mierda hasta el cuello.

No hay nada que duela más que el sacrificio sin recompensa, la atención sin respesta... y todo eso en general.

Hoy es un buen dia para volver a poner un texto que en su dia ya subí:

Sobre destrozados zapatos desgasta las aceras con su lento deambular, los brazos oscilan muertos a sus costados mientras continua cabizbajo su errático camino. Su mirada, perdida tras ese oscuro pelo, no logra ocultar la locura que anida en sus rojas retinas. Los puños crispados y el gesto torcido, dejan entrever la rabia y desesperación que pugnan por salir y desatrse.

El intenta contenerse, no ceder ante la enorme presión que siente en el pecho. Una lágrima cae veloz por su mejilla.

No soporta, no logra entender, esta absurda, falsa y plastificada sociedad. Esta montaña de falsedades y prejuicios, que al final y sin remedio, lograrán machacarle.


6 comentarios:

Deep dijo...

hasta que no veas los resultados.. chitón!

Belis dijo...

Creo que retrataste a una niña, que en ciertas circunstancias de la vida se siente así, pero no logra entender porqué la hacen sentir como una basura después de haber dado tanto amor, o es a caso que se aprovechan de su nobleza o es una tonta y demasiado ingenua ¿?, he allí la espiga que se clava retorcida :S

Bueeeeno saludos ^^
y besitos :)

Sweet-paranoia dijo...

La sociedad te aplasta sin que lo quieras, no puedes huir del mundo. Simplemente somos humanos, por naturaleza. Un besazo.^^

Ladrón de Guevara dijo...

He llegado aquí por casualidad, y sinceramente me ha gustado mucho este lugar. Bonito texto.

Un saludo.

àngela dijo...

Cuando no recibimos ninguna recomprensa despues de habernos esforzado tanto nos sentimos fatal pero aún así hay que continuar luchando y mas fuerte todavía.

Animos!
Besos!

SOMMER dijo...

estoy contigo. la atención sin respuesta es desgarradora