jueves, 1 de enero de 2009

Paranoias producto de...

Hoy a vuelto a pararse el tiempo... soy esclavo de mi tiempo, un tirano al que no entiendo.

Los años van pasando y la vida sigue, no se para ante nada y no te deja respirar, parar a tomar aliento. Es una carrera continua hacia los objetivos que cada uno se fija, una contrarreloj, que al final, termina para todos igual.

Pero es bonito vivirla. La infinidad de sensaciones que somos capaces de percibir, las cosas que podemos vivir... todo eso es impagable y solo se consigue aceptando el reto de vivir una vida plena, con ganas.

A oscuras y de resaca, algo me ha guiado hasta el teclado, algo me ha hecho levantarme de la cama y empezar a escribir. Puede que sea la misma resaca la que lo produce y no saque nada en limpio de todo esto, pero ahora mismo me siento bien viendo como surgen las letras una detrás de otra en la pantalla.

Y estoy confuso. Soy incapaz de dejar de pensar en la gente que se abandona, la gente que, guiada por la monotonía, se deja llevar por la corriente en vez de coger las riendas de su vida y disfrutarla, vivirla.

No puedo entender, mi mente no logra comprender, como pueden morir la fascinación y las ganas de aprender, como puede extinguirse la pasión por la vida, por todo lo que nos rodea.



6 comentarios:

Alejandro dijo...

Se aceptan todo tipo de explicaciones que me hagan comprender... :P

Ladrón de Guevara dijo...

Como dijo alguien una vez -no estoy como para recordar nombres- "el destino no siempre es lo importante, también existe la forma de andar el camino"

Un saludo.

aLba dijo...

la pasion se pierde porq nadie nos motiva a ella....

Paraguas dijo...

tú no has sido atrapado por la monotonía? llevas realmente una vida plena y llena de todas esas satisfacciones de las que hablas en tu texto?

Yo no, sólo he cumplido algunas..pero me sirve para apartarme al menos un palmo del rebaño xD

Paraguas dijo...

yo no opino lo mismo que tú...vale, quizás nuestro objetivo innato es el alcanzar la "vida ideal" pero ambos y todos sabemos qe eso no existe, por lo tanto...¿de qué sirve engañarse buscando un objetivo qeu no existe? al final te harías más daño..
Esto no quiere decr que mis obetivos sean porquerías que carezcan de valor, por supuesto..pero..no aspiro a una vida ideal (porque no creo en ella) todos sabemos lo rastreros y lo hipocritas que somos los humanos, y lo inconformistas que somos aún embadurnandonos de conformidad, pero..si que aspiro a que me ocurran cosas buenas, pero no demasiado, que sisalen mal el chasco me lo llevo yo..xD

Lan Sebastian Garcia Coll dijo...

El sentido de las cosas hay veces que ni Dios, me refiero literalmente, no tiene ni idea. Él nos va dando una serie de emociones, sentimientos y otros cuentos que nos hacen vivir en esa cupula que luego llamaremos Monotonía... La pasión se pierde en ese laberinto al que todo el mundo odia, por una razón u otra, pero todos y cada uno de los seres humanos, individuos y otra muchos seres de a pie sentimos. Con la simple y llena tendencia a negar lo que nos sucede en las narices.